La Ciudad Inventada

La construcción de la ciudad es un fenómeno complejo, extremadamente diverso, lleno de matices, aveces casi imperceptibles. La ciudad es construida y reconstruida en cada momento y por diferentes actores, colectivos o individuales, jerárquicos u horizontales, más o menos organizados. Para entenderlos primero hay que verlos y aveces no son fáciles de ver, a veces no somos buenos observando. Tendemos a ver con más facilidad lo que hacen los profesionales, especialmente los arquitectos megalomaníacos o lo que hacen las instituciones públicas contratando a estos u otros arquitectos o los que hacen las empresas privadas bien solas o bien en alianzas con el sector público. Se ha escrito mucho sobre obras como esas, las cuatro torres, la ciudad de las artes y las ciencias, el guggenheim…  aveces si somos un poco críticos también vemos los proyectos que desarrollan las asociaciones de vecinos y los movimientos sociales, los procesos participativos del ayuntamiento gobernado por la izquierda… Pero las ciudades, los espacios urbanos son mucho más complejos y su creación más diversa aún.

ciudadinventadaPor la ventana de casa se ve esto. Puede parecer un ejemplo estúpido. Es, desde luego, uno pequeño, pero no encaja en ninguna de las categorías que describimos antes. No es hecho por profesionales, ni por empresas o instituciones públicas, tampoco por una alianza entre ambas, ni siquiera es una forma de protesta de un movimiento social. Probablemente tampoco sea un acto planificado, seguramente tampoco legal, aunque su estatus legal sea irrelevante.

Hay seis niñxs jugando en un lugar que no esta preparado para ellxs. En realidad el lugar estaba rodeado por una valla, que si hoy falta es porque lxs vecinxs la retiraron. Este espacio no fue construido para ser usado más que por los jardineros. El banco que hay dentro viene del otro lado de la valla y antes estaba anclado al suelo.  Lxs niñxs juegan con una malla. La ataron al banco, a dos árboles y a la valla para formar una hamaca y se lo están pasando bien. Esta intervención urbana duró por lo menos dos días.

Encontraron la malla, tuvieron una idea y la llevaron a cabo. ¿Cómo enmarcamos este tipo de intervenciones urbanísticas?, ¿es vandalismo?, ¿de verdad nos preocupamos en enmarcarla?, ¿la ignoramos?. Si la hubieran hecho un grupo de jóvenes arquitectos en El Matadero de Legazpi estaría siendo presentada como una intervención táctica de urbanismo temporal, y habría un placa a su lado con aburridas explicaciones acerca de la espontaneidad, el reciclaje, la sostenibilidad y la inclusión de los niños en la planificación de la ciudad. Alguna relación con Tonucci a lo mejor… Pero no es el caso, la hicieron unxs niñxs sin mas objetivos que pasárselo bien.

Esta fotografía la tomé en Pan Bendito, Carabanchel. Esta pequeña plaza es usada por los pequeños porque esta a la vista de sus padres. Al menos la mitad de los pisos de la zona tienen una ventana que da a esa plaza. Algunas personas se preocuparán de si en la zona hay suficientes infraestructuras para niños. Justo detrás de esta plaza hay un parque enorme. Otras personas pensarán que lo más útil es pedir al ayuntamiento que construya un parque apropiado para niñxs. Algo como esto o cualquier otra versión de un parque estandarizado.

parqueinfantillavapiesPero ¿porqué?, parece que solo estamos preparados para reconocer un proyecto si es desarrollado por un grupo de profesionales (incluso si son profesionales del activismo). Esxs niñxs se veían muy felices construyendo y jugando en su propio parque. ¿Porqué asumimos que lxs niñxs necesitan parques superseguros, estandarizados y multicolor para jugar? y aún más: ¿Porqué pensamos que eso debe ser lo normal? En realidad esto es relativamente reciente, los parques de juegos empezaron a ser parte de la ciudad a finales del siglo XIX y solo se hicieron populares en el siglo XX: https://en.wikipedia.org/wiki/Playground, http://blog.preservationnation.org/2013/08/15/how-we-came-to-play-the-history-of-playgrounds/#.UvAsPqGm20w). Cabe resaltar que fue también el momento en el que los coches sustraían espacio de otros usos y la aceleración de la movilidad estaba creciendo y, no lo olvidemos, cuando la división extrema de los espacios se generalizaba como parte del proyecto del modernismo.

Si queremos considerar seriamente la primera fotografía y las prácticas de estxs niñxs, si en realidad nos interesa algo más que el postureo de las estrellas consagradas o las nuevas promesas, tenemos un problema con el marco teórico usual de la teoría urbanística, incluso con el marco del urbanismo crítico o radical. Esto no ha sido desarrollado por el estado, ni por un inversor privado, ni por una mezcla de ambos, tampoco es un proceso participativo, ni parte de una acción reivindicativa de una ONG, un movimiento social o una asociación de vecinos. No es un acto de protesta, ni una acción prefigurativa, al menos no conscientemente. No es una obra de arte, no es urbanismo táctico ni acupuntura urbana…Entonces ¿qué es?…

De momento es una prueba más de que la teoría es siempre insuficiente y de que la realidad es más diversa y más compleja de lo que solemos ser capaces de abarcar. Y sobretodo es una muestra de la capacidad que tenemos todxs de intervenir en la ciudad, de cambiarla, incluso desde abajo, desde muy, muy abajo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s